Monday, March 6, 2023

Que significa mi nombre

En este blog hemos recogido el significado de algunos de los nombres más comunes de hoy en día. Así como su lengua de origen. ¿Quieres conocer el significado de tu nombre?. Pincha sobre tu inicial y lo averiguarás...

Algunas ideas sobre los nombres propios
Algunas ideas sobre los nombres propios

Todas las personas tenemos por naturaleza, la necesidad de identificarnos a partir de un nombre propio, o lo que es lo mismo, un antropónimo.

La mayoría de los nombres propios tienen un significado simbólico o descriptivo. Por ejemplo el nombre de Pedro viene del latín Petrus que significa piedra. Muchos de los nombres provienen de nombres comunes.


Sin embargo, el significado de nuestros nombres ha dejado de ser, hoy en día, transparente y es ahora desconocido. Pero con el estudio etimológico, es decir el estudio del origen de las palabras, podemos llegar a conocerlo.


¿Estás buscando un nombre para tu hijo?
¿Estás buscando un nombre para tu hijo?

Consejos útiles para elegir el nombre de tu bebé

Elegir el nombre para tu hijo no es una tarea sencilla. Además de conocer el significado de los nombres, hay que tener en cuenta otros factores.

A continuación te damos una serie de consejos que pueden ayudarte en esta decisión.

1. Piensa que el nombre del bebé es para toda la vida, así que intenta elegir un nombre bonito con el que el niño se sienta a gusto, y pueda tener la autoestima alta.

2. Puedes buscar nombres en Internet. Hay una gran cantidad de recursos en la red; desde las listas de nombres para niños/as, hasta los artículos acerca de los orígenes y significados de los nombres, incluso los foros. Te recomendamos estas webs: www.nombresparabebes.biz, www.quesignificaminombre.info.

3. Una opción sencilla es elegir un nombre clásico. Los nombres clásicos tienen significados muy valorados por la gente, además de tener mucha tradición (han sido nombrados durante siglos y siglos).

4. Los nombres únicos (distintivos) están bien - pero no los demasiados únicos. No hay nada malo con la elección de un nombre de este tipo. Se puede transmitir un sentido positivo de independencia y fuerza. El nombrar a tu hija Ariana, por ejemplo, está bien, pero nombrarla Drusilla es pasarse.

5. No seas demasiado cool (a la moda), a la hora de elegir el nombre de tu bebé. Pues por poner un ejemplo, Bretaña era el 3º en las listas de popularidad en 1990 y hoy en día, no está ni en los 50 mejores nombres. Tanto los gustos como las modas cambian.

6. Utilizar los apellidos como un nombre de pila puede ser arriesgado. La gente se puede confundir sobre si es el primer nombre del niño o el apellido. Asegúrate de que el nombre queda bien con el apellido. Por ejemplo, si tu hija tiene como apellido “Fuertes” no le pongas Dolores como nombre. Esto le puede conducir a una vida llena de bromas.

7. Las variaciones en la escritura pueden ser un obstáculo. Antes de elegir un nombre con ortografía alternativa, asegúrate de que estás dispuesto a aceptar una cierta confusión. Ariadana y Adriana por ejemplo, suenan igual para algunos.

8. No le pongas un nombre difícil de pronunciar. Por esta razón el nombre irlandés Caoimhe (que se pronuncia "ki-va") no ha estado en el Top 100 todavía.

9. Nombrar a tu bebé igual que un familiar es común en muchas culturas. Es posible que desee pensar en el nombramiento de su hijo como el nombre de su padre, o abuelo, etc. Considera los nombres de los hermanos, presentes o previstos. Si los hermanos tienen nombres ya sean clásicos, únicos u originales...es mejor que el recién nacido también tenga un nombre de este tipo, para seguir una misma línea.

10. Si vas a inventarte un nombre, debes estar preparado para las consecuencias. “Breca” te puede parecer el pináculo de la originalidad a ti, pero tu hija podrá estar enfadada en los próximos años.

11. Comprobar las iniciales. Puede que el nombre en su conjunto no quede mal, pero que al poner las iniciales, por ejemplo, al marcar una camisa, haga el ridículo. Como pueden ser las iniciales: SOS.

12. A ti y a tu pareja os debe encantar el nombre que elijáis. Si no os ponéis de acuerdo en uno, seguir intentándolo. (Por eso es bueno empezar este proceso cuanto antes).

13. Cuando se trata de decir el nombre a la familia – Simplemente habrá que decirles el nombre ya elegido para el bebé. No dejes que te presionen. Ya es bastante difícil escoger un nombre, como para que todos opinen acerca de cuál debería ser.

14. Recuerda que, en este mundo, no hay nada perfecto.

15. Por último, estad orgullosos del nombre que elijáis. Si has hecho tu investigación, y pusiste empeño sobre ella, lo has hecho lo mejor que has podido. Y ese es un regalo especial para tu nuevo hijo.